7 cosas que debes saber sobre la insolación en niños

IMG_4875

  1. La insolación o golpe de calor es mortal
    Es muy común que escuchemos que un niño sufre de insolación, sin embargo, los médicos recomiendan conocer los síntomas para prevenirlo en los días más calurosos del año o cuando visitas lugares más cálidos que tu lugar de origen, pues puede ser mortal de no ser atendido de inmediato.
  2. Los niños son más propensos
    “Los pequeños son, junto con las personas ancianas u obesas, los más susceptibles a padecer un colapso por culpa de las altas temperaturas estivales”, concluyó una investigación realizada por el departamento de Medicina de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos recientemente. En un golpe de calor, el organismo del niño pierde la capacidad de regular su propia temperatura y los órganos vitales no pueden funcionar del modo adecuado. En un golpe de calor, el cuerpo padece un colapso, por lo que el organismo del pequeño pierde la capacidad de regular su propia temperatura y los órganos vitales no pueden funcionar del modo debido. “El golpe de calor puede implicar la muerte del niño o dejar trastornos importantes”, advierte, el médico Javier Nicolás García, de la Universidad de Navarra.
    Sus cuerpos no han finalizado el desarrollo, aún no han aprendido cómo regular los cambios extremos de temperatura del modo más eficiente, por lo que una exposición solar excesiva o una subida extrema del termómetro implica para ellos un peligro serio. Esto explica que los bebés, así como los menores de seis años, sean los más susceptibles a padecerlas.
  3. Los síntomas pueden pasar desapercibidos al principio
    La temperatura puede subir a más de 39.4ºC pero sin sudor por lo que puedes no darte cuenta a menos de que estés monitoreando a tu peque. Generalmente los bebés, que no pueden expresar lo que sienten, se pondrán muy de malas, sin embargo, si tu peque es un poco más grande puede presentar otros síntomas como:
    – La piel se nota roja, caliente y seca y el pulso es rápido.
    – Notas que la respiración de tu peque es rápida y superficial, es decir, lo notas agitado.
    – Te expresa malestar como dolor de cabeza o mareos.
    – Tiene vómito inexplicable.
    – Lo notas aletargado, es decir, no responde como habitualmente lo hace, o bien está confundido, desorientado, ve borroso o es incapaz de concentrarse o pensar claramente.
    – Tiene espásmos o pérdida del conocimiento.
    – Notas su cara roja y muy caliente así como su nariz congestionada.
    – Tiene calambres musculares, sed intensa, sudoración excesiva y deshidratación
  4. Dejar a los niños al aire libre o en el auto puede provocar insolaciónTu hijo puede sufrir un golpe de calor, por ejemplo, si está al aire libre durante mucho tiempo con un clima muy caluroso, en especial si se deshidrata o está demasiado abrigado. Ir en un coche muy caliente con tu pequeño o dejarlo en un automóvil estacionado, cosa que nunca deberías hacer, también lo pondría en peligro. De hecho, el golpe de calor puede suceder en pocos minutos en un automóvil, dado que la temperatura interna sobrepasa rápidamente la temperatura externa.
  5. Si aún no está inconciente trata de ayudarlo tú
    Háblale con voz tranquilizadora para que no se ponga nervioso y, aunque puedes sentirte tentada de darle paracetamol esto no le bajará la temperatura si la causa es un golpe de calor.
    Si tu hijo presenta signos de agotamiento por calor, pero no ha llegado a ser un golpe de calor, llévalo adentro, a un cuarto con aire acondicionado, de ser posible. Dale abundante leche de pecho o de fórmula y, si tiene 4 meses o más, agua u otros líquidos (no demasiado fríos porque le podrían dar retortijones). También puedes darle un baño fresco y mantenerlo adentro el resto del día. Si no mejora rápidamente, llévalo al médico o a la sala de emergencias.
  6. Si es un caso severo necesitas llevarlo al hospital
    Debes bajar su temperatura interna lo más rápido posible. Actuar con rapidez es de suma importancia porque un niño que sufre un golpe de calor intenso puede perder el conocimiento fácilmente.
    Primero, llama al servicio de emergencia. Desviste a tu hijo por completo y recuéstalo en un área fresca (si están al aire libre, busca algún lugar con sombra, aunque si puedes, llévalo a un cuarto fresco). Mientras esperas la ambulancia, pasa una toallita o un trapo sumergido en agua fresca por su cuerpo y abanícalo (puedes usar un ventilador eléctrico o simplemente abanicarlo con lo que tengas a mano, como por ejemplo una revista).
  7. Hay muchas formas de prevenir la insolación
    Recuerda que un golpe de calor puede producirse de forma relativamente rápida, especialmente si tu hijo está muy activo en un día caluroso o si no está acostumbrado al clima caluroso . Vístelo con ropa liviana y suelta. Trata de mantenerlo a la sombra cuando lo saques al aire libre y asegúrate de que esté fresco en los viajes en automóvil. Dale más líquido de lo normal durante los días calurosos y, cuando la temperatura sea muy alta, mantenlo adentro si puedes aunque si en el lugar en donde estás es muy caluroso y no hay aire acondicionado, ve a algún lugar público como por ejemplo un centro comercial.

Con información de Baby Center, Eroski Consumer y Excite España
Foto: Nayeli Rivera

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s