Celebración única: Día de Muertos en Campeche

Redacción: Staff
Una de las tradiciones más antiguas y poco comunes de adorar a los muertos se lleva a cabo cada año en la comunidad de Pomuch, ubicada a unos 65 kilómetros de la Ciudad de Campeche. Esta conmemoración a la vida y a la muerte puede disfrutarse en familia y de paso sembrar el amor a las tradiciones mexicanas en nuestros pequeños.

Literalmente, los muertos salen de sus tumbas para realizar el ritual que se conoce como “el lavado de huesos”. Es el único lugar de México en donde está permitido exhumar a los muertos para dar vida, como todos los años, a esta ancestral tracición maya, sin embargo deben tener al menos 3 años de enterrados los cuerpos para poderlos sacar.

Desde unos días antes del 2 de noviembre, se extraen los restos del osario (recipiente donde se guardan éstos) para luego limpiarlos y rendirles tributo. Este acto se realiza con mucho respeto, y el objetivo principal es evitar que los huesos se desintegren, o al menos se mantenga en buenas condiciones el mayor tiempo posible, además es un proceso que toma largas horas de trabajo, depende de las condiciones en las que se encuentre el cuerpo. En Pomuch sus habitantes no tienen temor a los muertos, por el contrario, los veneran con cariño.

Esa tradición es un vasto atractivo para los visitantes, pues las calaveras, las cuales reciben un trato especial (desde limpieza hasta vestimentas nuevas), conviven estos días literalmente con los vivos. Estos días, los habitantes de este lugar se mantienen en vigilia para preparar toda la celebración como los altares de muertos, en donde el principal alimento que se incluye es el pan, por lo que también se organiza la Feria del Pan en estos días para que los visitantes conozcan esta otra tradición. El pan se elabora a la manera milenaria; se hace a base de materias primas naturales y usando hornos tradicionales de piedra, las cuales se convierten en el elemento primordial en el altar.

El aseo de los huesos comienza por las piernas y termina con el cráneo, mismo que se coloca dentro de cajas, con tela bordada nueva que las abuelas realizan. Mientras los niños observan y reciben las lecciones para que cuando crezcan sean ellos quienes continúen la celebración. Además, mientras tanto escuchan narraciones de cuando estaba en vida el difunto.

Con información de la Oficina de Turismo de Campeche.
Fotos: Tomadas de internet, Notimex y Vice México.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s